La conexión del testaferro de Rato con la terraza ilegal del Ramsés

¿Por qué los medios de la derecha se lanzan a defender la ilegalidad de una terraza? ¿Les parece bien que un local incumpla sistemáticamente 14 puntos de la -ya permisiva- ordenanza municipal sobre veladores? ¿Por qué la defensora de las leyes, Esperanza Aguirre, se pone de lado de los infractores mientras los vecinos aplauden a Carmena? ¿Por qué Ciudadanos le sigue el juego?

La explicación más simple podría ser que todo vale para ayudar al desgaste del gobierno municipal de Carmena, pero tal vez haya algo más escondido detrás del grupo empresarial que gestiona el Ramsés y su terraza.

Porque el restaurante no es uno más en Madrid. Su alto standing y, sobre todo, su barra libre para el incumplimiento de las ordenanzas municipales coincide con una conexión entre sus apoderados y el exministro del PP Rodrigo Rato, ahora imputado por blanqueo de capitales y al que el juez le acaba de retirar el pasaporte para que no escape de la justicia.

El nombre clave en todo este asunto es Miguel Ángel Montero Quevedo, el testaferro de Rato que tuvo que declarar ante el juez acusado de participar en la presunta trama de blanqueo de capitales de la que acusan al expresidente del FMI. Pues bien, Montero Quevedo figuraba como apoderado de Independencia Plaza S.A., entidad hostelera que compartía administrador único con la que gestiona el restaurante Ramsés, informa Los Genoveses y la revista El Siglo.

Al frente de ambas empresas, que en el primer caso las citadas fuentes coloca dentro de las controladas por Rodrigo Rato, se encuentra Jorge Llovet, quien también contaba en la primera empresa como segundo apoderado a Gonzalo Martín Borregón, otro de los habituales en las empresas del exministro del PP, según Los Genoveses.

Sorprende que esta información aún no haya aparecido en ningún medio de comunicación, cuando tan solo hace falta bucear un poco en la red para establecer unas relaciones más que sospechosas en un caso extraño: el de una terraza intocable para el poder que ha sido defendida en tromba por la plana mayor del PP, que parece deber todavía mucho a los pesos pesados del partido, tengan o no carnet y estén o no imputados.

Deja un comentario