Yo solo cumplía órdenes

El pasado 24 de enero Blesa salió escoltado de la Audiencia Nacional por policías antidisturbios. Ésta mañana una buena recua de policías antidisturbios ha derribado, maza en mano, un portón de cristal tras el que estaban apostados decenas de activistas. Algunos de ellos tienen cortes en su cuerpo, pero pudo ser mucho peor. La entidad denunciadora y dueña del banco es Bankia, antaño presidida por el propio Blesa. A los servicios sociales no se les vio el pelo, ni con Blesa si con Elvira. El Estado sólo mandó su fuerza. A la Audiencia Nacional y Pueblo Nuevo, con misiones aparentemente opuestas que obedecen, en realidad, al mismo interés.

La estampa que ilustra el post está sacada de un vídeo de la reportera Alicia Armesto, congelado por Irene Pueblas. La acción transcurre poco después de haber dejado en la calle a Elvira y a sus tres hijos, el más pequeño de sólo 21 días de vida.

En los últimos desahucios en Madrid, cuentan los activistas por la vivienda, se ha recrudecido la violencia policial. Detrás de cada desahucio hay un grupo de vivienda de barrio que no da más de sí. Desde Oficina de Vivienda de Madrid, reclamaban en Facebook implicación:

Mañana llena de rabia y tristeza en Madrid porque no hemos podido parar el desahucio de Elvira. A pesar de la resistencia, de poner los cuerpos para pelear contra el desastre, no hemos podido evitar que los antidisturbios destrozaran la puerta del portal y nos sacaran uno a uno hasta llegar a Elvira. La casa volverá a estar vacía como estaba cuando la okupó, porque los intereses de los bancos y del Estado están por encima de la necesidad de la gente de tener una vivienda.

Hoy hemos perdido y estamos tristes y enfadados, pero toda la violencia del sistema solo nos hace tener más ganas de seguir luchando. Estamos cansados después de varios años de pelea por la vivienda, pero allí donde haya un desahucio nos seguirán encontrando de frente. En el movimiento estamos desbordados, tocamos a tres y cuatro asambleas semanales, a varios acompañamientos y acciones, a demasiados desahucios. Hay proyectos parados porque no llegamos a todo, muchas más cosas que podemos hacer. Necesitamos ser muchos más. Os necesitamos.
Ni gente sin casa ni casas sin gente. La vivienda para quien la habita.

Un comentario en “Yo solo cumplía órdenes

Deja un comentario