Madrid Arena: queremos cabezas del Ayuntamiento y de Diviertt

Rocío, Cristina y Katia. Son los nombres de las tres madrileñas que murieron en la fiesta de Halloween del Madrid Arena. Otras dos luchan por su vida en la UCI de un hospital. Ellas y sus familias merecen unos sirvientes públicos que les defiendan y aclaren lo sucedido.

Cuando ayer el vicealcalde Villanueva salió a hablar ante los medios para defender que todo se había hecho bien no hablaba en nombre de las tres adolescentes muertas. Lo hacia para intentar salvar el culo de Diviertt, la empresa organizadora del evento, que mantiene muchos y cuantiosos negocios con el Ayuntamiento.

Villanueva se equivocó al dar credibilidad a los datos de aforo de la empresa (dice que vendió 9.650 entradas, cuando la compañía afirmó que sólo acudirían 7.000 y algunas fuentes hablan de hasta 16.000 asistentes). También al negar responsabilidades. Cuando un político pone la mano en el fuego por una actuación a todas luces delictiva corre el peligro de que el cáncer se le extienda por todo el brazo.

La memoria de las víctimas exige una actuación implacable contra los responsables. Y los hay en Diviertt (la empresa que superó el aforo, permitió entrar a menores y dejó que se tiraran bengalas) y también en el Ayuntamiento por no supervisar el evento, firmar una licencia sin comprobar que se hacia buen uso de sus instalaciones y por defender a una empresa delictiva antes que a las víctimas.

No las escondáis, queremos vuestras cabezas.

5 comentarios en “Madrid Arena: queremos cabezas del Ayuntamiento y de Diviertt

  1. ¿Y esa cifra de 16 000 personas de dónde sale? Porque si no la da la organización ni el ayuntamiento, a los únicos que he oído dar tambien cifras es a los asistentes cuando salían del edificio y no creo que puedan ser una fuente fiable…

  2. Pues no sé qué decir aparte de que me parece una cifra tan enorme que me resulta increíble. Además ¿cómo contaron los DJs a la gente si estaban repartidos en varias salas? ¿A ellos se lo dijeron los organizadores? ¿A ojo? ¿Y para qué dijeron la cifra por megafonía? ¿Para decir “sois muchos, marchaos la mitad” o fue una fantasmada para presumir de fiesta?

    Preguntas, preguntas …

  3. Lo que a mí me llena de incógnitas es que las dos partes que dan datos son organismos interesados en ocultar que se han superado los aforos (Ayuntamiento y Diviertt). Si esto fuera un país serio los responsables municipales darían los datos correctamente o, en su defecto, habría una comisión independiente que lo investigara. Pero tras ver las declaraciones de ayer de Villanueva dudo mucho que nuestros representantes merezcan la calificación de “serios”.

Deja un comentario