Adiós a las bibliotecas de Caja de Madrid

Pronto se había levantado el estudiante de instituto para ir a estudiar. Le veía leyendo legañoso algo, parado frente a la puerta de la biblioteca de las Mercedes en Estrecho: el cartel de cerrado por derribo (no lo expresa así como podéis ver en la foto de arriba) que indica que la biblioteca ha cerrado.

Desde este lunes Caja de Madrid – Bankia, tiene unos pocos inmuebles más vacíos, ya habían cerrado otras antes y desde ayer sólo quedan abiertas cinco de sus bibliotecas. Dicen que se tratará de ceder la cesión de las bibliotecas cerradas a otras administraciones, pero cuesta creer que Ayuntamiento o Comunidad, que tienen bibliotecas cerradas que no pueden abrir por fata de personal, y han dejado de comprar prácticamente novedades, puedan hacerse cargo de otras.

Una situación así, un quebranto tal con la sociedad de la misión con la que nacieron y durante años desarrollaron su actividad las cajas (espera, que la cosa se bancarizó…) debería, en mi opinión, tratarse a nivel de comunicación como una auténtica situación de crisis. Informando, pidiendo disculpas y tratando con respeto al ciudadano al que dejan en la estacada. Sin embargo en la web de la Obra Social no se encuentra ni una referencia a los cierres, en el portal propio de la red de bibliotecas ni mu y nada en la cuenta de twitter. Eso sí, se pueden leer un montón de referecias culturales que muestra que las instituciones entienden las herramientas de internet como un medio de marketing y no como una vía de comunicación.

Como ya dijimos por aquí la banzarización, esa bonita palabra, nos ha traído la muerte nada aireada de una importante red de bibliotecas públicas que lleva funcionando desde 1977, y que no es en absoluto una concesión graciosa sino un pedacito de nuestra cosa pública.

3 comentarios en “Adiós a las bibliotecas de Caja de Madrid

Deja un comentario