Del escepticismo a la indignación

Mis queridos líderes de la nada, recolectores de aplausos cautivos, protagonistas de carteles de cartón, con sonrisas de cartón y labios con brillo, mis queridos omnipresentes por decretos propios, trepadores de farolas, mis rostros pintados en guaguas que jamás han montado, habitantes de techos de taxis, invasores de todos los espacios urbanos y rurales, visitadores de mercados municipales, ordeñadores de cabras por un día, predicadores del desarrollo sostenible, amantes de lo nuestro…

Leer más en Somos nadie

Deja un comentario