Madrid se vuelve gris (¡gracias, Gallardón!)

Los bolardos, ahora grises, antes de que pasaran los servicios de limpieza | SOMOSMALASAÑA.COM

Totalmente gris. Ese es el color que el Ayuntamiento pretende que tome Madrid poco a poco. Y no solo por el granito. Ya lo hizo prohibiendo los miniconciertos en multitud de bares, recortando la música en la calle, cortándo árboles sin ton ni son y dejando que el aire se llenara de tubos de escape sin hacer nada.

El último intento de esta Operación Madrid Gris que persigue el equipo que dirige Gallardón sería una anécdota, si no fuera por todos sus precedentes: los servicios municipales han devuelto al gris los bolardos de la calle San Vicente Ferrer, como cuenta hoy Somos Malasaña.

Desconocemos si a algún responsable municipal se sentía incómodo con este toque de color en el barrio, pero tiene guasa que mientras en toda la ciudad los servicios de limpieza brillan por su ausencia, se suprime la recogida de muebles viejos y las instalaciones no se renuevan por la bancarrota de las arcas municipales, haya dinero para no dejar rastro de esta pequeña alegría que alguien de forma anónima había regalado a la calle.

28 comentarios en “Madrid se vuelve gris (¡gracias, Gallardón!)

  1. Y digo yo, cuando los servicios de limpieza acuden a limpiar el “vandalismo” ¿lo hacen por iniciativa propia o previa denuncia de algún vecino consciente de su deber “cívico”?

  2. Hay que hacer algo… Vivo en madrid desde un año y medio, decidi quedarme por esta ciudad que me encantaba mas cada dia… Hay que salvarla, para que no nos quiten la magia de Madrid !
    Quien se quejo de los colorines???

  3. Pingback: Madrid se vuelve gris ~
  4. El pp lleva años cargándose el Madrid bohemio, el multicultural y abierto al mundo.
    Ellos quieren ciudades neoclásicas, tan gris es su manera de verlo todo y frías olvidando a las personas, eso no entra en sus visiones, en su realidad las personas no importan solo el tramo que ven cuando ellos pasean con el coche.
    Que siga en lucha Malasaña, que no podemos seguir dejando que conviertan Madrid en una ciudad impersonal y yerma de empatía.
    ¡Deberíamos pintar los pivotes de todo Madrid! ¡y publicar las fotos en una web de protesta!

  5. Hombre, vamos a ser justos. Si han vuelto a pintar de gris los palotes seguro que ha sido porque algún vecino se ha quejado; seguro que Gallardón ni se había dado cuenta.
    Por cierto, ¿se puede formar alguna junta vecinal o algo parecido para decidir la decoración de la calle?. Si los vecinos de la zona se ponen de acuerdo en que quieren los palotes de colores y lo notifican al ayuntamiento, este tendría que aguantarse ¿no?

Deja un comentario