Desmontando a Triball

Llegaron hace tres años a Malasaña con el objetivo de convertir los traseros de Gran Vía en el nuevo Soho de Madrid, compraron locales, alquilaron otros e incluso lograron la complicidad municipal para su apuesta privada.

Ante la falta de información sobre Triball (más allá de las pseudonoticias promocionales), Somos Malasaña se puso el reto de arrojar luz sobre su actividad, hablando con todas las partes implicadas: Triball, otras asociaciones de comerciantes, vecinos y movimientos contrarios. El resultado ha sido una serie de entrevistas y reportajes imprescindibles para todo el que quiera conocer lo que se cuece en el Triángulo de Ballesta. Ahí van:

Un comentario en “Desmontando a Triball

Deja un comentario