4 comentarios en “De tascas y chatos

  1. Recopilación típica, pero buena. Tiene razón cuando dice aquello de “Cada vez que cierra una taberna de toda la vida, Madrid pierde un poco de su historia y un poco de su carácter”, algo que tambien ocurre cuando una taberna, sin previo aviso, decide servir a sus clientes repugnante Cruzcampo en lugar de la deliciosa y saludable Mahou.

  2. Hombre: que se haga un catálogo de las tascas de Madrid-por escueto que sea- y que no se incluya a Revuelta, en la calle Latoneros, tiene delito. Por situación, por “escenario” y por producto – ese bacalao delicioso siempre- es una de las tascas mas representivas de nuestra ciudad. Claro, que a la mejor el viejo y entrañable Santiago, siempre el pie del cañon, no tiene el “glamour” que se requiere para entrar en el “circuito mágico de los lugares glamourosos”

Deja un comentario