Un desalojo…

El Patio se reencarna

Hoy estuve toda la tarde currando con un ojo atento a internet, y al salir unos amigos me lo contaban: la muchedumbre había ido a Pez y habían entrado en un edificio desocupado. De vuelta a casa, en la tele del metro emitían un reportaje sobre el desalojo de esta mañana. Me ha dado por sonreir. Me he pasado por allí a eso de las 21.30 y el ambiente aún era festivo y eufórico “También tiene patio, creo que dos de hecho”, le contaba una chica a su amiga mientras que hablaba con alguien del interior.

En la fachada del edificio, sobre los restos de algunas obras de artistas urbanos bien conocidos en el barrio y bajo los balcones desde donde saludaban los nuevos inquilinos del inmueble, el cartel de la inmobiliaria en quiebra y embargada cobraba un significado irónico.

El nuevo emplazamiento es complicado, en un sitio demasiado ajetreado como para que le dejen vivir en paz y me comentan que el edificio tiene muchos puntales en las vigas, pero desde luego el de esta tarde ha sido un golpe de efecto bestial que pone la pelota en el lado del ayuntamiento.

El nuevo Patio está en la calle del Pez 21
, al ladito de un hotel muy pijo.

2 comentarios en “Un desalojo…

Deja un comentario