Madrid en Monocle, la cara B

PortadaLa Revista de tendencias por antonomasia, el Monocle– esa con la que Tyler Brule, el gurú del papel couché, ha reinventado las revistas de diseño y tendencias mezclandolas con los negocios- se encarga en su número de diciembre09/enero10 de dar un repaso a la ciudad de Madrid en lo que demasiado ambiciosamente llaman: “The complete city suevey” y que podemos traducir como “un completo estudio/inspección/informe de la cuidad” y como en MMM somos los tocapelotas por antonomasia (sobre todo yo) hemos leido a fondo su Survey y ofrecemos un Survey aproximado de su Survey.

Digamos que lo han hecho está muy bien, que captan el espíritu de la ciudad, pero sólo en parte. No sabemos si será por que el Ayuntamiento haya aflojado un pastón en el patrocinio- una doble página de apertura y una simple de cierre- o porque desde Monocle sólo han querido destacar lo bueno, dando por tanto una visión parcial y sesgada de lo que es Madrid a dia de hoy, cosa que nos parecería bien si se tratara de otro tipo de artículo, pero no nos lo parece al tratarse de un “Complete Survey”,  por eso porque ha quedado incomplete, hemos decidido echarles una mano.

A lo largo de las 18 páginas que ocupa, se presenta una ciudad casi perfecta, preparada para cortar el bacalao de la modernidad, la arquitectura de vanguardia, la ecología, las comunicaciones, el desarrollo, el diseño, la tendencia y la diversión (to name a few), todo ello de la mano del superayuntamiento al que Tuñon y Mansilla califican de ” el Ayuntamiento más romántico y abierto de mente que haya habido” por aprobar su proyecto para el Centro de Convenciones que se construirá junto a las cuatro torres. Al leer esto me ha dado una risotada acordándome de todas las cosas que ha prohibido en estos años Alberto “Open Minded” Gallardón.

Se presentan como grandes proyectos por venir: la Operación Chamartín (que tú la veas con esos ojitos); el Proyecto del Río Manzanares (se olvidan de decir los años que lleva aquello como un solar sin haber removido un metro cúbico de tierra, desde las últimas elecciones más concretamente y no se prevé que lo dejen como la patena hasta fechas muy cercanas a las siguientes); la peatonalización de la ciudad (esto es lo que se dice marcar tendencia, ¿hay alguna ciudad más retrasada que Madrid en esto de las calles sólo para peatones?); el MyBici (y esto es ya de echarse a llorar, a día de hoy Madrid marca otra vez tendencia por ser la capital europea con menos Km. de carril bici en el centro de la ciudad, prácticamente 0, por algo hay una manifestación mensual), el Eco-Park (La Gavia) de Toyo Ito (hay que ver lo ecológica y lo transparente que es Botella midiendo los niveles de contaminación).

En esta idílica visión de Madrid se olvidan, por supuesto, de los atascos, de las obras (dicen que para fin de año estarán acabadas la mayoría, lo que se merece otro sonoro ¡Ja!), de las obras que nunca fueron como las del Paseo del Prado, del poco cariño que tiene Gallardón por el patrimonio histórico y paisajístico de la ciudad que ha dado pie a un sinfín de plataformas y movimientos ciudadanos para su defensa; de la operación guateque; o de las chabolas en pleno centro de Madrid que el Alcalde permitía como elemento disuasorio al más puro estilo mobing urbano, y suma y sigue.

Sólo encuentran una pequeña mancha en el expediente de tan egregia ciudad: una referencia a Telemadrid y su parcialidad y apuntan un resquicio a la independencia editorial cuando se congratulan de que a Madrid no le hayan concedido los JJOO de 2016.

Un tirón de orejas muy fuerte para SH, que firma el texto dedicado a Media: TV, Press y Radio dice textualmente :” Desafortunadamente la radio en Madrid tiende a programar una pobre selección musical y talk shows politizados” y salva de la quema a Onda Cero. Me quedo absolutamente perplejo, más que nada por lo de la pobre selección musical. No hay que urgar mucho en el dial para encontrar Radio 3 por ejemplo, que además de programar la mejor música organiza conciertos y difunde lo último de lo último al margen de lo comercial, vamos que se le podría cambiar el nombre a Radio Gafapasta. Sin desmerecer a Onda Cero, ponerla como única alternativa a la pobre selección musical y a la crispación de la “radio hablada”, en fins, me parece tan acertado como cuando en la “prestigiosa” guía Wallpaper de Madrid pusieron como ejemplos de prensa madrileña La Razón y La Gazeta de los Negocios.

Para finalizar diré que aunque mi nivel adquisitivo queda muy lejos del del lector ideal del Monocle, es mi revista favorita y que el Madrid Complete Survey me ha gustado, sólo que me ha parecido conveniente contar la cara B.

3 comentarios en “Madrid en Monocle, la cara B

  1. Lo de la bicicleta es penoso. Todas las ciudades ¡todas! están haciendo algo con esto ¿y Madrid? Hala, tráfico y más tráfico. A todo esto, supongo que no se mencionará en ese artículo que esta ciudad no tiene un pabellón adecuado para realizar conciertos, por ejemplo, que parece mentira. En fin… estarán subvencionados por el Ayuntamiento o tendrán amigos o contactos, lo de siempre.

Deja un comentario