Tu cena que nosotros te cortamos la calle

Lo que os voy a contar lo vi el jueves pasado pero puede estar sucediendo en estos mismos momentos en Madrid. Es moneda corriente. Estando paseando por la calle Reina Mercedes en busca de un pincho con unos amigos nos percatamos de la presencia de muchos coches de policía, es más, de repente nos percatamos de que algunos de ellos estaban cortando la calle al tráfico. ¿qué sucedería? ¿Habría pasado algo? Alargando un poco más la vista nos percatamos de que un coche con los cristales tintados estaba en la puerta de un conocido restaurante de crustacios a millón que allí hay. En la puerta unos cuantos tipos vestidos de guardaspaldas y con pose de guardaspaldas. Al rededor más policía ¿la conclusión? Parece evidente, algún pez gordo comiendo allí. La situación se alargó al menos, que yo sepa, durante un par de horas.

Parece normal que un diplomático, un ministro un borbón o un señor que sea importante necesiten más seguridad que tu y que yo ¿pero es normal que se corte una calle horas para que se den una buena cena?

8 comentarios en “Tu cena que nosotros te cortamos la calle

  1. El viernes pasado, entre las 7 y media y las 8, estaba cortada la Glorieta de Bilbao en Carranza, Sagasta, Luchana y Fuencarral vivniendo desde el norte. Cada corte por un motorista municipal.
    Sólo estaba abierto Fuencarral desde Gran Vía, estuve esperando un rato y no pasaba nadie, pero seguro que era algún mandamás que iba a pasar por ahí.

    Luego pretenderemos que los políticos o mandamases resuelvan los problemas de la gente de a pie, como el tráfico, si cuando ellos cogen el coche no sufren ningún atasco. Asco de país.

  2. También se permite aparcar en cualquier parte cuando hay partido de fútbol en el Calderón, por ejemplo en mitad de las isletas o en medio del Puete de Toledo, bueno, ahora no se puede porque están de obras, pero subir el coche a la acera o dejarlo donde no se puede es práctica normal cuando hay partido.

    Cualquier día que pase algo un camión de bomberos no puede pasar por muchas calles debido a que algunos lo dejan en las esquinas. Y esos que dejan el coche ahí no son precisamente mandamases.

    Yo creo que nos hemos acostumbrado tanto a pasarnos ciertas normas por el forro en ciertos casos que que los mandamases no decidan predicar con el ejemplo no me sorprende, al fin y al cabo representan a los ciudadanos,con lo cual que se hagan excepciones y la vista gorda cuando les interesa no me sorprende demasiado.

  3. Que cosas… Aunque no es tan raro, a mi cuando voy a cenar a mi Kebab preferido, los dependientes, que son muy diligentes me echan una alfombra roja y cortan la calle, claro que es en un pueblito y no se monta tanto jaleo.

    Deberiais revisar la ortografia, que se ve que con las prisas se os han colado algunas cosillas raras 🙂

  4. Es de república bananera!
    Tampoco hay que olvidar las malas formas de los coches oficiales, y no me refiero sólo a las comitivas por actos especiales, sino a los se utilizan para desplazamientos diarios de casa al trabajo y viceversa, del político de turno.

  5. Aquí cada político, cada famoso, cada “pudiente” corta la calle, avasalla a todo bicho viviente o hace lo que le viene en gana. Para están sus policías o sus guardaespaldas. El respeto a los demás y los deberes democráticos, los imprescindibles. Luego, eso sí, de boquilla, lo que quieras. Berborrea, toda. Sólo si se produce alguna desgracia o un periódico denuncia esos abusas, entonan un leve e intrascendente “mea culpa” para, inmediatamente, cortar la calle, aparcar en cualquier sitio o circular con las sirenas al viento saltándose las semáforos….¡ Viva Cartegena ¡

Deja un comentario