Madrid olímpico: o en el 2020 o nunca

Después de la gran pero muy predecible decepción de la elección de Copenhague, los madrileños nos preguntamos si merece la pena seguir en la carrera olímpica o retirarse a tiempo antes de que la cosa vaya a peor.

Un servidor, firme defensor de la candidatura de Río de Janeiro para 2016 por motivos que ya expuse por aquí, cree que el 2020 es el momento. El fervor olímpico se me ha desatado porque:

– Se perfila una competencia claramente europea (Roma, Berlín, París, Venecia y Moscú pueden ser candidatas, además de tal vez alguna ciudad asiática y – por qué no- la India) y aquí sí que no será un problema mayúsculo la rotación de continentes.

– La candidatura ya tiene todo el trabajo hecho: las sedes están construidas o camino de ello, los miembros del COI nos conocen por la promoción de los últimos seis años, la ciudad ya se ha hecho a la idea de que quiere unos JJOO y está entregada a la causa.

– Las Olimpiadas de Barcelona están lo suficientemente lejos ya para que eso no suponga una excusa.

– Seguimos siendo la única gran capital europea que no ha algergado unos JJOO.

– Poned aquí las que se os ocurran.

Peeeeero ojo, porque no se pueden repetir los muchos errores que se han cometido hasta ahora en las anteriores candidaturas, como el de descuidar las instalaciones deportivas que utilizamos todos los madrileños (parques destrozados, distritos sin polideportivos ni pistas públicas, etc) mientras pregonamos por todo el mundo que amamos el deporte, o poner las infraestructuras olímpicas por encima de las cosas que necesita una ciudad.

Una ciudad idílica como la que se mostraba en los vídeos que Madrid mostró en Copenhague es un buen lugar para celebrar unos JJOO. Pero todos sabemos que no representaban la realidad de esta ciudad, hoy. Dentro de 11 años, si se hacen las cosas bien, puede que se asemejen más. Entonces yo también estaré con Madrid 2020.

8 comentarios en “Madrid olímpico: o en el 2020 o nunca

  1. Vergüenza da lo que se gastan de nuestros impuestos para que unos cuantos deportistas de fuera vengan a lucirse cuando yo no tengo ni un carril bici en condiciones para irme de ruta con los patines.

    Me explico O’Donell, 40 centímetros de ancho, el anillo verde, entre trampas mortales, desvíos provsionales y la necesidad de un paracaídas para poder bajar algunos desniveles y un ascensor para subirlos es imposible, el pasillo verde: si me caigo hoy en uno de sus agujeros terminaré de caer dentro de seis o siete años de lo profundos que son.

    Desafío a Gallardón a que se venga de ruta conmigo por los carriles-bici. Como el peralte dle velódromo esté igual de bien hecho los ciclístas cambiarán de deporte en la primera curba y pasarán a practicar vuelo sin motor.

  2. Necesitamos un debate sobre qué ciudad queremos los madrileños. No sobre si presentarse en 2020 es mejor que hacerlo en 2024. La ciudad crece y crece -la segunda en crecimiento en Europa después de Berlín- pero sin plan ni orden, siempre al tun-tun de los negocios de unos con el Ayuntamiento o la Comunidad.

    Los modelos de ciudad que crecieron al calor de un evento grande siempre se han derrumbado tras ese evento. ¿Nadie habla de Barcelona 93 o de Sevilla 93? Ciudades endeudadas con una crisis económica galopante. ¿Y Zaragoza? Tras la EXPO del año pasado Zaragoza es la ciudad de España donde el paro a aumentado más. A mí me daría miedo un Madrid 2021. Más si conocemos la libertad de firmar cheques que tiene este equipo de gobierno y la facilidad con la que crean impuestos nuevos y triplican los ya existentes.

  3. Yo insisto en que tener todo construido no es ninguna ventaja: las infraestructuras terminadas a fecha de hoy estarán obsoletas en 2020 (dentro de 11 años) Ahí está la peineta, en obras desde…¿siempre?

    Yo no quiero este Madrid olímpico y no creo que otro Madrid sea posible con la gestión actual. Mejor si primero hacemos limpieza y luego ya veremos.

  4. Para empezar la Davis no será en la Caja Tonta, así empezamos a rentabilizar las supermillonarias obras. Y la inversion qeu se ha hecho en todo esto, 35 millones sin contar infraestructuras, que El País el domingo tachaba de rentable (sin dar ningún dato sobre esa supuesta rentabilidad ), es indecente ¿porqué no la ha invertido en infraestructuras reales para le gente de a pie que es la que las paga? Ni 2020, ni jamás.

  5. Me gusta mucho más Madrid 2009, Madrid 2010…., ese Madrid que vivimos y que tiene tanto que mejorar que otra intentona olímpica para el 2020, Lo intentamos 2 veces y no pudo ser: hay que saber retirarse a tiempo que estamos perdiendo tiempo y dinero. Resumiendo: ese dinero olimpico se puede invertir en mejorar la calidad de vida de los madrileños y a partir de ya. Hay tanto que hacer……

  6. Los madrileños, como lo padecéis internamente, no sois conscientes de que entre final de julio y final de agosto, el termómetro llega a 40ºC todos los días en vuestra querida/odiada ciudad.

    Y sólo esa es una razón suficiente para no celebrar los juegos ahí jamás.

Deja un comentario