Las consecuencias de estar endeudados hasta las cejas

El País: Madrid se queda sin préstamo de bicicletas

Pese a que el Ayuntamiento lo prometió, el equipo de Movilidad de Gallardón vuelve a hacer gala de sus incongruencias y dice ahora que no habrá préstamo de bicicletas por la crisis económica. Da igual que sea un transporte alternativo limpio, barato y que funciona con muchísimo éxito en ciudades como Barcelona. No hay dinero para construirlo (de hecho, no hay dinero para ninguna obra que no pueda ser financiada con capital privado o con subvenciones del Estado).

Pese a que Gallardón gusta mucho de hacerse fotos en bicicleta, el Ayuntamiento pasa olímpicamente (2016 mediante) de cumplir todo aquello que prometía en su Plan de Movilidad Ciclista. Hasta el momento, se han salvado algunos carriles bici, que se construirán este año gracias al dinero del Estado.

Cuando se construyó la M-30, muchas voces indicaron que el tamaño de la obra era más propio de un ministerio que de un ayuntamiento. El Consistorio hizo caso omiso y se endeudó durante -al menos- los próximos 30 años. Bien es cierto que, con todo y con eso, los madrileños respaldaron esta actuación hace dos años en las urnas -como bien se encarga de recordar Cobo siempre que tiene ocasión- y lo que ahora tenemos es consecuencia directa de eso.

Tenemos y tendremos el servicio de préstamo que nos merecemos con este alcalde: ninguno.

Nota: No olvidéis que a finales de este mes y principios de mayo llega La Criticona a Madrid!

5 comentarios en “Las consecuencias de estar endeudados hasta las cejas

Deja un comentario