Los buses ateos: epílogo y atascos

Llevamos ya unas semanas con autobuses con publicidad atea y religiosa y parece que todavía no se ha acabado el mundo. Para cerrar (de momento) el tema, os dejo una divertida aplicación que permite introducir en el famoso anuncio el texto que tú elijas:

atascos-m30

De paso, el slogan que he metido me sirve para recomendaros un interesante estudio del RACC sobre los atascos en Madrid. Podéis calcular cuánto tiempo de vuestras vidas perdéis cada día en este ingenioso gráfico multimedia.

4 comentarios en “Los buses ateos: epílogo y atascos

  1. La verdad es que yo soy partidario de la visibilidad de los ateos, hay que salir del armario al más puro estilo PP y evitar el bienquedismo que suele llevar a la gente a ocupar posiciones tibias y a no definirse, vamos el rollo de ser agnostico, no no señora ATEO… el caso es que creo que con esta campaña ha salido el tíro por la culata como a Mandeville, lejos de fomentar cualquier tipo de dialogo se han producido trincheras y se les ha dado una excusa a los pesados del gracias a dios y de viva jehova y cosas asin para volver a salir en los medios… sabor agridulce, tirando a agri

  2. En España no podia ser de otro modo. Aquí siempre nos han gustado más las trincheras que las mesas de dialogo. Esta campaña fue pensada en y para un país cuya última guerra civil tuvo lugar hace casi cuatro siglos.

Deja un comentario