Historia de las tabernas de Madrid (II)

comunista

Como lo prometido es deuda, tras la pequeña introducción histórica a la historia de las tabernas de Madrid vamos a hacer un recorrido anecdótico por nuestros lugares míticos. Recomiendo preparaos un aperitivito para disfrutarlo.

  • Casa Labra: ese milagro del bacalao de la calle Tetuán fundada en 1860 es nombrada por don Pío Baroja en La Busca y en él se fundó en 2 de Mayo de 1879 el Partido Socialista Obrero Español. Un sitio lleno de historia.
  • Taberna La Bola: este restaurante y taberna se fundó en 1802 y no fue hasta 1873 (casi nada) cuando se comenzó a elaborar su hoy tradicional cocido. En aquel momento se servían tres tipos de cocido: a las doce el barato para obreros y empleados; a la una ya tenía gallina y acudían los estudiantes; a las dos el caro, para políticos y periodistas. Este tenía ya carne y cocido. Se dice, aunque no está verificado, que el nombre proviene de una bola de bolos que colgaba y que un buen día un potente viento la hizo llegar al Palacio Real y romper una de las ventanas
  • La Copla: aunque como tal no es tan antigua el establecimiento es continuador de la antigua Bodegas el Maño. A principios del siglo XX se abrieron en Madrid nueve tabernas El Maño dónde se servía buen vino de Cariñena. Hoy tenemos El Maño que yo sepa al menos en la Calle de la Palma, dónde trabaja un buen amigo de la página.
  • Tienda de vinos (El Comunista): el establecimiento lleva regentado por la familia De Miguel desde antes de que se la conociera popularmente con este sobrenombre. El establecimiento data de 1888. Sabíamos que también se la conoce popularmente como El Guitarrista pero ignorábamos que ilustre intérprete le ha cedido el sobrenombre popular. Parece ser, según nos cuenta Carlos Osorio, que allí tocó Vicente Gómez, tabernero que emigró a Hollywood a poner una escuela de guitarra que fue frecuentada por nombres ilustres como Rita Hayworth o Frank Sinatra. También fueron buenos clientes de este establecimiento Antonio Machado o Jacinto Benavente.
  • Almacén de vinos. Casa Gerardo: uno de nuestros establecimientos favoritos en la zona de La Paloma. Me ha llamado lo atención que en tiempos servían chupitos de refresco para los más pequeños.
  • El Maño: volvemos a El Maño para contar como hasta hace un tiempo llevaban el famoso vino de cariñena que les hizo famosos en camiones. Luego se llenaban las tinajas del sótano a manguera, y a continuación un ingenio mecánico subía el vino hasa las tinajas de detrás del mostrador. Esto por supuesto ya no es así. La bodega fue arreglada en los cincuenta y a los vecinos debía de parecerles que quedó la mar de elegante porque la llamaban “Versalles”.
  • Muchas más son las anécdotas e historias que que podemos encontrar en el recomendable libro de de Carlos Osorio (seguro que lo puedes encontrar en la biblioteca), pero nosotros hemos preferido limitarnos a las que se referían a sitios que conocemos. Quizá en algún momento saldemos las deudas que aún tenemos con la historia viva de las tabernas madrileñas y hagamos una tercera entrega. Estad atentos a vuestras pantallas.

    *Ver también Historia de las tabernas de Madrid (I)

6 comentarios en “Historia de las tabernas de Madrid (II)

  1. Yo no estoy de acuerdo en que estas tabernas sean coto de los guiris, creo que si algo bueno tiene Madrid, es que ha logrado conservar y mantener este tipo de sitios al recaudo de las hordas guiris, soy asiduo de muchos de estos sitios y doy fé… Otra cosa es que nos pongamos a hablar de las tabernillas de la zona de la cava baja y alrededores de Plaza Mayor, ahí si te voy a dar la razón

  2. Pues a ver si los guiris no van a tener derecho, yo igual dejo de tomarme mi vermú en CAsa Alberto porque está petao, pero no porque esté petao de guiris y que decir de Casa Labra, está tan petao de guiris como de locales.
    En todo caso tendríamos que quejarnos de que no vayan los madrileños, pero no de que vayan los guiris.

Deja un comentario