Dibujos de ayer, ladrillos de hoy

De las joyas que los flickeros dejan cada día en el mural de Madrid Me Mata me llamó mucho la atención la de kike playtime (qué buenas fotos) sobre ese dibujo gigante que adornó durante un tiempo la calle Fuencarral y que ahora han sepultado los ladrillos:

funcarral-pitura

La intervención fue obra de Jorge Rodríguez Gerada (el del dibujo de Obama en la playa de Barcelona ) y en él quiso retratar a una madrileña de toda la vida (Sara) y a otra de adopción (María -en realidad Sun, una china). “Siempre busco símbolos, iconos de la ciudad, que tengan sensación de identidad con el lugar donde viven”. Para Jorge, Raquel y María eran sus madrileñas tipo, su reflejo de la capital, decía hace dos años en un buen reportaje que salió publicado en elmundo.es.

Preguntado por lo efímero de su propuesta (un dibujo a carboncillo en un solar en construcción que se llevarían la lluvia y el cemento), el autor afirmaba que “el retrato desaparecerá, pero la obra quedará en la memoria”. Llevaba razón. Sirva este post para que estas palabras tengan aún más sentido.

3 comentarios en “Dibujos de ayer, ladrillos de hoy

  1. Vivo cerca, y fotografié en su momento la obra. Efectivamente, lo efímero de la obra saltaba a la vista; pero tiene razón el autor: quedará en la memoria. Siempre que paso por allí, me acuerdo de lo que hay en la pared medianera del nuevo edificio de apartamentos.

Deja un comentario