‘Star Wars. The exhibition. La review

La semana pasada me decidía a vestirme el disfraz de freak para ir a la exposición sobre Star Wars de Canal. Disfraz metafórico se entiende, no usé para la ocasión el traje de Mon Calamari. La entrada- diez euros- me parece un poco carilla para tratarse de una exposición pero hay que reconocer que el espacio es amplio y tardas un buen rato- pongamos una horita- en verla en condiciones.

La puesta en escena es realmente espectacular, la archiconocida banda sonora de fondo y los pasillos blancos y geométricos a modo de nave imperial consiguen introducirte en el clima épico que cualquier buen seguidor de la saga precisa para ponerse en modo freak.

Star Wars. The exhibition tiene buen material, muchos trajes, bocetos de diseño de personajes originales, reproducciones de naves a tamaño real, maquetas de personajes para hacerse una fotillo con ellos.

Como es habitual en este tipo de exposiciones se proyecta un documental de forma contínua sobre los efectos especiales de la Lucasfilm y las pelis. No está mal aunque lo que estaría realmente genial es que este tipo de truquillos de magia del cine se pudieran ver de alguna forma también en vivo y en directo en la expo más allá de las cutremaquetas que acaban por dar el pego en pantalla.

La pega- y esto es comprensible pero no mola- es que el material original de la nueva trilogía me pareció más abundante que el de la original, y claro, lo que relamente busca uno es que Mark Hamill le reciba en la entrada como en el episodio de los Simpsons en el que hace promociones en el super.

Bueno, en definitiva, que aunque a uno se le ocurren cosas que faltan y podría estar mejor da para pasar un buen rato si eres aficionado a las películas de Lucas ¡y nos quedamos con las ganas de participar en la Escuela Jedi para niños!

11 comentarios en “‘Star Wars. The exhibition. La review

  1. Cuando fui yo tenían, además de dos Jedis para hacerse fotos con ellos, a un auténtico Sith: el mismísimo Alvarez Cascos!!

    No llevaba sable laser, pero si un móvil en la mano y ya sabemos lo que es capaz de hacer con un simple sms…

  2. Friki, no freak, Luis Ro.

    Un Freak es Leonardo Dantes, Tamara, Tony Genil…

    Un friki somos tú y yo.

    Otra corrección, en realidad el hall principal (donde están C3-PO y R2 D2) más que a la Estrella de la Muerte está imitando a la nave Tantive IV, en la que intenta escapar la Princesa Leia con los planos de la Estrella de la Muerte.

    También estoy de acuerdo en que faltan cosillas de la primera trilogía y que yo hubiese puesto muchas más, pero en general mola un montón y si eres un FRIKI te va a encantar. Encima oyendo todo el rato la banda sonora te sientes casi ahí.
    Por cierto, Chewbacca yo creo que está vivo y por las noches se pelea con Boba Fett.

  3. Sí, tienes razón, no puse que fuera la Estrella de la Muerte sino una nave imperial pero es la nave rebelde de Leia, que mítico aquel “Ayúdanos Obi Wan Kenobi eres mi única esperanza”.

    En cuanto a lo de Freak es un homenaje a nuestro compañero elfran que suele escribir Freak por Friky. Y me mola

  4. Geek no mola.

    A mí me suena más a gente que le encantan las cosas de tecnología y que controlan mucho, pero un friki es más de andar por casa y se puede ser friki de cualquier cosa, no así un geek.
    Vamos no creo que puedas decir que alguien es un geek de utensilios de cocina, en cambio sí puedes ser un friki.

    Aunque definir las palabras geek y friki ya es de ser muy friki.

  5. Lo peor… La masa ingente de padres con críos que apenas levantaban un palmo del suelo (algunos no sabían casi ni hablar). Y no, a muchos de los padres ni siquiera les iba Star Wars, era cuestión de entretener a los nenes.

    Lo sé, todos tenemos derecho… Pero después del quinto niño que me empujó, del tercero que se metía entre medias, el cuarto que… Creo que mi reloj biológico sufrio un parón de aúpa

Deja un comentario