Aventurillas MMM, hoy videoblogueros por un día

Un amigo nos embarcó en la ¿aventura?¿marón? no sabemos como definirlo, de grabar un vídeo del evento que organizó Opel para presentar su nuevo coche, el Insignia y sin tener cámara ni haber grabado jamás un vídeo – bueno una vez filmé uno y se me olvidó que tenía la cámara girada, claro salió de lado-, nos lanzamos a la aventura.

El evento consistía en una “gymcana” en la que participaban 30 bloguers de motor divididos en 10 coches, en la que debían mientras probaban el auto, pasarse por cinco puntos de Madrid en los que se desarrollaban otras tantas performances -una de ellas a cargo de una madridmatera por afinidad- y nuestra misión seguirlos y grabarlo.

Después de la prueba en cuestión estuvimos en el Rock&Loft, uno de los escenarios de la infausta serie de las Tetas y el Paraíso, donde hubo charleta además de comida y bebida, que es lo que corresponde en un evento como este. Con el estómago lleno me retiré al albor de las copas, pero alturo se quedó allí, así que en el improbable caso de que ocurriera algo reseñable después de mi huida que enriquezca con los comentarios.

Ahhh y el vídeo editado por MMM es el que sigue, después de verlo no se si nos volverán a invitar a una cosa así.


Presentación Opel Insignia en Madrid from alturo on Vimeo.

2 comentarios en “Aventurillas MMM, hoy videoblogueros por un día

  1. La verdad es que lo pasamos bastante bien.
    La primera experiencia por Madríd, subido a un coche flipante en el que todo el mundo se fijaba. Tuve la oportunidad de probarlo y realmente me gustó.
    Las actividades propuestas, aparte de originales, fueron muy llamativas.
    Primero nos recogieron en el centro de Madrid. Conduciendo nos dirigíamos al hotel de Avenida de América buscando una actividad. Había un tío cortando el pelo a otro!!!. Estuvo genial, obtuvimos el testimonio gráfico y nos fuimos a otro lugar propuesto. El museo Reina Sofía era el lugar, vimos a un camarero sirviendo canapés, nos comimos uno, cómo no, y fuimos a por el tercero, un tipo tocando la guitarra, realmente bueno.

    Por último, nos esperaba una gran cantidad de viandas, así como un vino que entraba solito.
    En fin, nos pusimos las botas, estuvimos en un ambiente agradable, con música, buena gente y ganas de pasarlo bien.

    Gracias a los organizadores por hacer de Madrid un sitio diferente para vivir y hacer cosas nuevas.

    loren

Deja un comentario