Hena Dacorte Inglés o tunea los carteles

Por lo general, los carteles publicitarios sufren cada día vejaciones varias. Es lógico: ellos invaden el espacio público para anunciar eventos privados y los ciudadanos se vengan justamente humillando a sus protagonistas.

Normalmente, estas humillaciones son infames y con poca gracia. Pero hay gloriosas excepciones (también en el Metro). Una de ellas me la encontré anoche en la calle de Valencia, muy cerquita de la Casa Encendida:

(Si queréis ver el cartel en todo su explendor, pinchad en la foto)

Un comentario en “Hena Dacorte Inglés o tunea los carteles

Deja un comentario