MENU

by • 6 de octubre del 2007 • Guía alternativaComments (1)2719

Un día en las carreras: ludopatía en el hipódromo

Ir a las carreras de caballos mola. En serio. Pero con moderación. Si el domingo te has levantado pronto, no tienes resaca y quieres un plan diferente al triunvirato dominguero por excelencia en Madrid (rastro-museos-misa), no lo dudes: pon rumbo al Hipódromo de la Zarzuela.

caballos.jpg

¿Que no has estado nunca? Pues hasta ahora no sabías lo que te estabas perdiendo, pero ahora lo vas a intuir: allí puedes ver caballos estúpidos pero bonitos, vendedores ambulantes muy curiosos, pijos de todos los colores y sabores… pero, sobre todo, puedes apostar.

Al final me decanté por Légolas, cómo no.Porque la Zarzuela es el mejor lugar para que saques ese ludópata que llevabas dentro y ni te habías dado cuenta, esa parte de ti que se emocionará cuando, tras la primera carrera, en la que apostaste a caballo colocado, consigas una ganancia de 0’63 euros.

A partir de ahí, todo son idas y venidas de las gradas a las casetas de apuestas y especulaciones absurdas para invertir tu dinero como “yo en la siguiente voy con el caballo Hakunamatata, que suena bien el nombre” o “por ahí he oído que Baldoria dará la campanada”.

En serio, envicia. Por eso MMM, el blog que ayuda, recomienda no superar nunca la apuesta mínima (1 euros) por carrera. Tampoco es plan que os dejéis el sueldo del mes en los caballitos. No digáis que luego no os advertimos.

Nota: Aunque La Zarzuela no tiene nada que ver con Ascot, como bien explicó un día Inthesity, el ambiente que predomina es el (digámoslo con mayúsculas) PIJO. Ellos con peinado a lo colate y camisas por dentro. Ellas divinas con sus vestidos cortos y sus zapatos de tacón (para andar por la hierba!). También es divertido verlos.

Qué: Apuestas en el hipódromo.
Cuándo: Todos los domingos, hasta el 25 de noviembre (programa de carreras, en PDF).
Dónde: Hipódromo de La Zarzuela (A-6, km 7,8).
Cómo: Vete con poco dinero y sin tarjeta. Estás avisado.
Cuánto: 9 € la entrada normal, 12 € la principal y 30 € la pija.

Related Posts

One Response to Un día en las carreras: ludopatía en el hipódromo

  1. puff estoy de acuerdo en que las carreras molan, un monton además.

    Pero para nada predomina el ambiente pijo, el hipodromo es una representación absoluta de la sociedad, hay desde pijos pijazos, (probablemente los dueños de los caballos y allegados), hasta junkies de lo más tirado (los cuidadores que no preparadores de las cabalgaduras) y entre el público igual, abuelos con nietos, y gente de todo tipo. La entrada es muy barata y puedes apostar o no, y las apuestas pueden ser tan pequeñas como quieras.

    Supongo que las famosas carreras nocturnas si se parecerán más a lo que comentaís, pero las del domingo por la mañana no son así (claro que hay pijos por supuesto), son como ir a ver al rayo (mañana a las doce) o como “echar las once” en el bar de debajo casa.

    Saludos y no dejeís de ir al hipodromo.Yo tengo una teoría cuanto más junkie es el cuidador del caballo favorito más apuesto por él, suelen ganar¡¡¡

A %d blogueros les gusta esto: