MENU

by • 15 de octubre del 2007 • Convocatorias, DesmadridComments (7)2980

El medio ambiente de Madrid, o lo que queda de él

En teoría, miles de blogs de todo el mundo hablarán hoy sobre medio ambiente debido al Blog Action Day. En MMM no solemos hacer demasiado caso a este tipo de acciones (vamos, que nos la pela), pero como el tema me venía bien para escribir este post, pues nos apuntamos a la blogoacción.

Digámoslo sin tapujos: el medio ambiente en Madrid es una mierda. Vivimos en una ciudad muy grande y, por lo tanto, muy contaminada. Hay decenas de pruebas empíricas que lo corroboran. La más sencilla es salir a las afueras de la ciudad y ver la boina gris que la cubre a diario.

contaminacion

El aire que respiramos cada día está lleno de porquerías de todo tipo. La lista completa es larga (dióxido de azufre, monóxido de carbono, ortoxileno, metano) y se puede consultar en la web del Ayuntamiento por zonas. En el mismo lugar no encontrarás cuáles son los niveles que no se recomienda superar, según la normativa de la UE, pero ya os digo yo que, por ejemplo, el nivel de partículas en suspensión no debe ser mayor de 50 microgramos. El sábado dos estaciones de la ciudad (Recoletos y Barrio del Pilar) lo superaron. Como nota curiosa, cabe destacar que la plaza de Luca de Tena es el lugar más contaminado de todo Madrid (y está al lado de mi casa, qué suerte).

No sólo el aire de Madrid está contaminado. El bonito cielo anaranjado del que disfrutamos por las noches es fruto de la contaminación lumínica. Dibujamos la mayor mancha de luz en España (mirad qué mapa más majo) y para ver alguna estrella tenemos que usar los telescopios del planetario o marcharnos lejos de los edificios (en El Pardo se ven!).

Y también está el ruido. Hace escasos días se publicó el mapa de contaminación acústica -algo obligatorio para todas las ciudades del tamaño de Madrid- y los resultados eran bastante desalentadores. Un nivel de ruido de 65 decibelios se considera “inaceptable”, algo que en Madrid se supera todos los días. Ya somos los subcampeones de Europa en hacer que se nos oiga.

¿Cómo frenamos esto? Las opciones del ciudadano para promover el ahorro de energía y reducir sus niveles de contaminación son abundantes: desde usar el transporte público en lugar del coche cada mañana a intentar reducir al estrictamente necesario el consumo eléctrico. También se puede presionar a las administraciones con acciones como esta.

En Madrid, el Ayuntamiento da bandazos a uno y a otro lado. Lo mismo cambia las farolas para que no echen tanta luz al aire y las luces de los semáforos para que gasten menos que subvenciona instalaciones que derrochan energía y la envían directamente hacia el cielo, y se jacta de ello, para más inri. Parece que, como en muchas otras cosas, sólo se toman iniciativas para quedar bien, y no para solucionar problemas de fondo.

Y después de la crítica, las propuestas. En mi opinión, para mejorar el medio ambiente de Madrid será necesario actuar para:

  • Incentivar el transporte público y penar el privado: Más medios en la flota pública, abaratar los abonos de transportes y aumentar las penalizaciones económicas (del tipo peaje a la entrada de la ciudad) a los que usen su coche por Madrid).
  • Incentivar medios de transportes alternativos como la bicicleta mediante la construcción de una amplia red de carriles bici (de transporte, y no sólo de ocio) o la adopción de medidas que lo fomenten, como el Bicing.
  • Adoptar normativas más estrictas que eviten el derroche de energía lumínica.
  • Promover acciones ciudadanas para explicar . El día del apagón durante cinco minutos fue un buen ejemplo. En Reikiavik (Islandia) hasta consiguieron apagar todas sus luces durante media hora, mientras un astrónomo explicaba a sus habitantes las maravillas de su cielo.

Y lo que a vosotros se os ocurra.

Related Posts

7 Responses to El medio ambiente de Madrid, o lo que queda de él

  1. Aalto dice:

    Didi, ¿habéis bloqueado los comentarios?

    o será que me habéis bloqueado a mí, porque no medeja escribir nada 😉

  2. Aalto dice:

    Sólo quería felicitarte por el artículo, aunque te ha faltado añadir al final:

    Claro, que en otros blogs opinan que Madrid es una ciudad verde…

    visite es por madrid

  3. didi dice:

    perdona, Aalto. El filtro anti-spam no ha dejado publicar el comentario. Lo hace casi siempre que alguien deja enlaces, es un incordio.

    Y gracias por el link, aunque el artículo deja el espinoso tema de los árboles de lado a propósito. En cualquier caso, vuestro post sirve para explicar perfectamente el punto de vista oficial. Otro día pongo el mío.

    Saludos!

  4. Aalto dice:

    Didi, no seas tan pesimista.

    Madrid es una gran ciudad, con muchos coches, calefacciones, fábricas… y hay contaminación, aunque no tan alta como sugieres, y por supuesto menor que en otras ciudades europeas (aunque eso no sea un consuelo).

    La calidad del medio ambiente de una ciudad no sólo se mide por la cantidad de arbolitos, es cierto, pero me reconocerás que Madrid sería más inhóspita si no hubiera ni un solo árbol en sus calles.

    Para luchar contra la polución hay que aumentar las zonas verdes, pero también hay que actuar con medidas más drástica contra los productores de esa contaminación. Algunas de esas medidas ya se están tomando en Madrid, como la regulación del aparcamiento (los parquímetros), que hacen que sean menos coches los que entren en el Centro, o la regulación de la circulación en Barrios como el de Las Letras o Embajadores, dónde ha disminuido un 30% la circulación.

    Hay que tomar más medidas como mejorar el transporte público o el uso de la bicicleta, pero poco a poco se van dando pasos en esa dirección.

    No seas tan pesimista, quieras o no reconocerlo Madrid es una Ciudad Verde, y el Ayuntamiento está luchando para que mejore y cada día sea más verde.

  5. Aalto dice:

    Didi, no seas tan pesimista.

    Madrid es una gran ciudad, con muchos coches, calefacciones, fábricas… y hay contaminación, aunque no tan alta como sugieres, y por supuesto menor que en otras ciudades europeas (aunque eso no sea un consuelo).

    La calidad del medio ambiente de una ciudad no sólo se mide por la cantidad de arbolitos, es cierto, pero me reconocerás que Madrid sería más inhóspita si no hubiera ni un solo árbol en sus calles.

    Para luchar contra la polución hay que aumentar las zonas verdes, pero también hay que actuar con medidas más drástica contra los productores de esa contaminación. Algunas de esas medidas ya se están tomando en Madrid, como la regulación del aparcamiento (los parquímetros), que hacen que sean menos coches los que entren en el Centro, o la regulación de la circulación en Barrios como el de Las Letras o Embajadores, dónde ha disminuido un 30% la circulación.

    Hay que tomar más medidas como mejorar el transporte público o el uso de la bicicleta, pero poco a poco se van dando pasos en esa dirección.

    No seas tan pesimista, quieras o no reconocerlo Madrid es una Ciudad Verde, y el Ayuntamiento está luchando para que mejore y cada día sea más verde.


    Muy bueno lo de “punto de vista oficial”, aunque sabes perfectamente que no me une nada al Ayuntamiento 😉

  6. Edu dice:

    Me parecen muy bien todas las propuestas hechas en el post Didi, especialmente lo del transporte público y carril bici para ir al curro (ahora te juegas la vida).
    ¿Qué ha pasado con los autobuses supuestamente ecológicos?
    No entiendo cómo todavía no son todos los autobuses de la EMT de hidrógeno. Bueno claro, que yo recuerde he visto uno en la línea 133 que era híbrido y poco más. ¿Con unos poquitos vale para lavar la imagen?

    Aalto, por muchos árboles que pongan en Madrid la “boina” de contaminación no va a desaparecer por arte de magia ni la contaminación acústica a disminuir, aunque cuantos más árboles y zonas verdes mejor.

    La cuestión de la contaminación está muchos más allá de los partidos políticos, es un problema global derivado, sobretodo, de los combustibles que se utilizan en la industria, transportes y viviendas.

    Está claro que hay que hacer políticas para, al menos, reducir las emisiones de gases contaminantes.

    ¿Cuántos árboles habría que poner en Madrid para contrarrestar la contaminación que produce un utilitario (y no digamos un todoterreno)? Mejor será reducir el número de automóviles (que debe ser,tirando por lo bajo, más de un millón) de cualquier forma posible.

    También habría que promover el uso racional de las calefacciones en invierno y aires acondicionados en verano, educar a las empresas y particulares en un consumo responsable y obligar a los constructores a hacer bien los edificios (para que no sean hornos en verano y congeladores en invierno) aplicándo todos los conocimientos y técnicas existentes.

    En Australia, el gobierno ha obligado a que todas las bombillas del país sean de bajo consumo. Creo que solo se van a poder vender bombillas de este tipo a partir de 2009 o algo así.
    Tienen dos ventajas y un inconveniente: consumen menos energía y duran muchísimas más horas (vamos que te pueden durar unos cuantos años) y lo malo es que son más caras que una clásica. Esto en realidad ni siquiera es una desventaja, más allá del desembolso incial, ya que a la larga son más rentables por lo que te ahorras en la factura y que no tienes que comprar nuevas pues no se te van a fundir con cualquier subida de tensión.

    Por ello, creo que cualquiera de las administraciones públicas debería promover el uso de estas bombillas por ley y para promover su uso subvencionarlo del algún modo.

    Hay muchas cosas que se pueden hacer, otra cosa es que haya voluntad por parte de empresas emisorasde gases, gobiernos, ayuntamientos por tomar medidas drásticas al respecto.

    Tengo entendido que en lo de la “boina” influye mucho la situación geográfica de Madrid y el poco viento que hay muchas veces. Aunque eso sólo mandaría la mierda para otro lado.

    Ecologistas del mundo unios!!!!

  7. didi dice:

    apuntar dónde están los fallos en lugar de sólo aplaudir los aciertos no es ser pesimista, Aalto.

    Y discrepo totalmente en que Madrid sea una ciudad verde. ¿Has estado en Duseldorf? Imagina una calle como La Castellana y ahora sustituye los coches por un bosque de árboles y un paseo para que caminen miles de personas. Eso sí que es una ciudad verde. Aquí somos todavía aprendices.

A %d blogueros les gusta esto: