MENU

by • 1 de Agosto del 2007 • Historia, Madrid me mataComments (3)1854

Salvemos la Institución libre de Enseñanza

Giner de los Ríos
Muchos sólo nos acordamos de la Institución Libre de Enseñanza de las clases de instituto. Allí, de manera rápida y algo superficial estudiábamos como a finales del XIX una serie de señores de espíritu más liberal que la media nacional pusieron en práctica una propuesta pedagógica alejada del memorismo y la enseñanza católica, convirtiéndose en uno de los ejes intelectuales de España hasta la Guerra Civil.

Si hoy en el siglo XXI, el recuerdo es anecdótico y meramente académico pronto puede pasar a serlo aún más porque existe un plan para acabar con el patrimonio que queda de la Institución Libre de Enseñanza en el Paseo de Martínez Campos. La propiedad es de la Fundación Giner de los Ríos, cuyo Patronato ha aprobado un proyecto que incluye el derribo de los dos pabellones originales, el jardín y el frontón de la primigenia Institución. Se trata de lugares de importancia no sólo histórica, también artística que podrían ser perfectamente rehabilitados, pero en su lugar la actual dirección (que recobró su actividad en 1977) ha conseguido una serie de acuerdos para la sustitución de las instalaciones históricas por otras nuevas.

Existe un manifiesto al final del cual se puede firmar, se pueden encontrar en primer lugar de la lista las rúbricas de la propia familia Giner de los Ríos.

Related Posts

3 Responses to Salvemos la Institución libre de Enseñanza

  1. Inthesity dice:

    Antes ponía sin comentarios y ahora pone un triste comentario, pues eso.

  2. daniel dice:

    Hay cosas que me da que sólo pasan en España… qué barbaridad.

  3. […] Ignoro su paradero. Quizá ni me recuerde, pero la imagino con una serena satisfacción con ese republicanismo cívico que tanto se debate. Me acordé de ella con este post de los amigos de Madrid Me Mata, seguro que se indignaría con la manera en que se está perdiendo la Institución Libre de Enseñanza de su adorado Giner de los Ríos, la del abuelo de Machado, el germen de tanta cultura. Hay que salvarlo. […]

A %d blogueros les gusta esto: