MENU

by • 21 de agosto del 2007 • ...puede Matar, Madrid en la calleComments (4)2095

Deportes madrileños extremos: Metro Jumping y otros

Desde que conozco el metro de Madrid siempre he tenido tentaciones de saltar de un andén a otro. Estoy casi seguro de que podría salvar a lo Yago Lamela los ¿tres metros? de distancia, pero si me quedo en el camino, la hostia puede ser de las de campeonato.

Bueno, a lo que iba. Esta curiosa forma de hacer el moñas bajo tierra se llama Metro Jumping. Desconozco si en la capital se practica , pero en otras ciudades (¿será Valencia?) incluso lo han grabado:

(vía el blog del Metrero, del que ya os contamos algo aquí).

Hablando de deportes extremos usando elementos urbanos, Luis me comenta que, hace años, los de su barrio iban de una estación a otra andando por los andenes. Vaya chungos.

Como la aventura y el descerebramiento es algo inherente al ser humano, supongo que tal actividad se seguirá practicando. Creo que el deporte en sí no tenía nombre. Propongo llamarlo Metro Exploring.

Y para finalizar esta tanda de actividades deportivas absurdas, os hablaré del Blasing, arriesgada práctica llevada a cabo en Móstoles con los autobuses que van hacia Madrid (de la empresa Blas y Cía, de la que toma el nombre).

El deporte en cuestión consiste en, sobre un monopatín o cualquier otro aparato con ruedas, agarrarse al parachoques del autobús en cuestión para coger velocidad. El que se atreve a hacerlo por la A-5 es el rey del cotarro, aunque puede que tenga los días contados.

¿Conocéis algún otro deporte extremo en Madrid? O, mejor. Confesad: ¿qué tonteridas arriesgadas habéis hecho en el metro?

Related Posts

4 Responses to Deportes madrileños extremos: Metro Jumping y otros

  1. Luis dice:

    Estos amigos en cuestión echaban a andar por al noche cuando hay menos tráfico y se metían a un lado o en los agujeros esos que se ven llenos de cables. Unos descerebrados (alguno aún amigo mío y menos descerebrado a día de hoy). En una ocasión les cerró el metro estando en el túnel y tuvieron que ir andando desde Avenida de América hasta las cocheras de Mirasierra para salir, cuando llegaron allí casi se mueren del susto con los perros que había allí guardando el asunto.

    Por cierto mi joven Didi, el tema de agarrarse a los autobuses con patines o skate tuvo una época gloriosa hace ya muchos años y era muy frecuente verlo en la Castellana, pero tu por aquellos tiempos estabas criándote a los pechos de la patria chica burgalesa…

  2. Inthesity dice:

    Que bonico lo de los pechos luis, esto me lo apunto yo em mi disco duro neuronal.
    Un consejo didi para hacer el metrojumping ese de los tres supuestos metros de anchura, ten cuidado porque las estaciones con esa anchura de anden son de una dirección y al otro lado de la via en vez de anden suele haber pared y el aterrizaje en el caso dudoso de que llegues puede ser doloroso, sobre todo para tu nariz.
    Otro deporte de riesgo que aquí no se practica es el train surfing, que hacían los brasileños en el techo de los trenes y que los indios lo han practicado como necesidad debido a la masificación de su medio de transporte. También se practicaba en las pelis del oeste, pero en Madrid no lo he visto nunca.
    Yo últimamente practico el agurjering, que cosiste en coger mi vespica y conseguir llegar a cualquier sitio, con estos magníficos raspádos mágicos para hacer prueba de asfalto quedan esos maravillosos 10 cm de escalón que dejan los operarios del ayuntamiento son un mundo. Una vez entré rápido en uno y practiqué el revienting de rueda trasera e inmediatamente el mecaguenlaputamadring del alcalde, del concejal de urbanismo, del de movilidad y del de obras, por lo menos.

  3. Gabi dice:

    Pues, hombre, algo bastante chungo era no picar en los torniquetes sino saltarlos. En verdad no era muy inconsciente -quizás sí inmoral- pues las posibilidades de que te cazara el guarda de seguridad eran remotas. Y no es nada comparado con los que recorrieron Madrid ¿a través de la línea 9? Vaya odisea. Además, las cocheras de Mirasierra, si mal no recuerdo, no están ¿o estaban? en el selecto barrio de Madrid sino junto a Pitis, un poblado en el que ¿todavía? se venden drogas como si fueran caramelos.

  4. La grabación es en el metro de Mexico D.F, creo.

    Desde Avenida de America, no se porqué linea fueron, pero desde la 9 vas a parar al Depósito de Sacedal (Herrera Oria) está en frente de la Clinica Centro.

    Por la Linea 7 hacia Pitis, no hay ningún Depósito.

    Y por la 4 hasta Parque de Santa Maria, vas a Deposito de Hortaleza, que está en la zona de San Chinarro.

    Por la noche se dejan encendidas todas las luces de los túneles y circulan trenes de trabajo y traslados de material.

A %d blogueros les gusta esto: