MENU

by • 9 de julio del 2007 • ...puede MatarComments (2)1400

Contraclub. O como pasar de local de moda a sauna con pretensiones.

Aún recuerdo aquellos tiempos en los que el Contraclub se encontraba entre mis locales nocturnos favoritos. Un lugar sencillo, con buena música, que respeta el aforo…

Llevaba mucho tiempo sin ir, pero este sábado apetecía. Total, que nos presentamos allí con toda la ilusión del mundo y esperamos cola sin inquietarnos demasiado, ya que como bien he dicho antes siempre se ha respetado el aforo. Mientras que los perdonavidas de los porteros dejan pasar a tías buenas y a sus amiguitos, vemos como la gente sale sudando. Jo, qué bailes se marca la peña, piensas. Cuando uno de los porteros decide que tus 10 Euros que cuesta la entrada son tan dignos como los de cualquiera, por fin pasamos dispuestos a disfrutar de las bondades del Contraclub.

Si quieres saber como terminó todo, sigue leyendo.

Nada más entrar, una bofetada de calor te sacude en la cara, cuerpo y espalda. Se respira fuego y las primeras gotas de sudor pronto se convierten en auténticos chorretones. Bueno, igual en la otra punta hace fresquito. Pues no, no hace. El aire acondicionado no está puesto. Solo hay una leve brisa fresca al lado de la cabina del DJ, y allí nos quedamos, viendo como los hielos de las copas se deshacen a un ritmo de vertigo. Calculo que la temperatura no bajaba de los 50 grados, y las caras de los allí reunidos iban desde el estupor a la indignación. Esto, en una calurosa noche de Julio, es lo que en mi pueblo se llama que te tomen por imbecil. Lo mejor, el encuentro casual con Fer, de cogiendo caracoles, que aunque les consideremos semi dioses, tambien sudan y pasan calor como los demás. Iban buscando una hoja de reclamaciones que por supuesto no encontraron. Tambien nos abordó una señorita muy amable que debió de confundirnos con sus dealers. Quería MDMA, imagino que para soportar el calor de la manera más agradable posible. No tardamos mucho en largarnos de allí, pensando lo bien que estábamos en El Anuet, donde no cobran entrada, los precios son aceptables, el ambiente es estupendo y funciona el aire acondicionado. Lástima que cierren a las 3:30.

No se que ha podido pasar para que este local cambie tanto y para peor, pero como sigan así no les auguro un futuro demasiado prometedor. En definitiva, no vayas al Contraclub, a no ser que quieras derretirte o freir un huevo en tu espalda.

Related Posts

2 Responses to Contraclub. O como pasar de local de moda a sauna con pretensiones.

  1. inthesity dice:

    Yo incluiría no vayas al contraclub a no se que seas gilipollas, porque soportar a esos gorilas de tres la cuarto que tienen en la puerta es de gilipollas. Pero es que los camareros también son gilipollas y se creen que trabajan en hollywood. En fin que un día pasé 10 minutos en la puerta y no llegué a entrar y si es por mi no volveré a entrar

  2. es diferente dice:

    Yo, cuando experimento cosas similares, empiezo a pensar que me estoy haciendo mayor, que lo único que ha cambiado, soy yo.

A %d blogueros les gusta esto: