MENU

by • 8 de Febrero del 2007 • DesmadridComments (4)1526

Mierda bajo la alfombra roja de la Arqueología en Madrid

arqueologos.pngEstos días hay varias noticias relacionadas con la Arqueología que son noticia: los amantes del Neolítico, la banda de expoliadores…y un poco por debajo un yacimiento de Vicálvaro que en su día hizo que se desviara el trazado previsto para la M-50. Se trata de una mina de silex en Casa Montero que pasa por ser la más antigua de la península y única en su tipología. La noticia (quienes la dan por cierto lo hacen como si fuera un descubrimiento de antes de ayer y ya lleva excavándose hasta donde yo sé como un par de años) es sobre todo que se planea hacer visitable el yacimiento. Hasta aquí todo bien pero a mi me gustaría aprovechar para contaros un par de cositas que he sabido de primera mano por amigos y gente muy cercana que ha trabajado en el yacimiento. Cosas con un poco menos de brillo que el de los foros académicos, los pasillos para conseguir subvenciones y la más que previsible inauguración con político cortando la cinta.

Mi conocimiento del asunto data de al menos hace un año y desconozco la situación de esas fechas a esta parte. Vaya por delante. Lo que si puedo asegurar, por que lo he visto con estos ojitos, es que en aquellos momento en la excavación no había las más elementales medidas de seguridad y los arqueólogos bajaban a las galerías (algunas de varios metros de profundidad y medio metro de ancho) con una cuerda que sujetaba un compañero desde arriba, sin apuntalar nada, sin ninguna medida de sujeción ni nada de nada. Una situación, os lo aseguro, bastante más precaria que la existente en cualquier obra urbanística o de construcción de pisos de las que nos cruzamos por la calle. Llegó un momento en el que un grupo de trabajadores y trabajadoras, cansados de que se les quedara el culo frío, pidieron un mísero cuarto de baño de esos portátiles que suele haber en las obras. Como quiera que la empresa se despachó con un “pero que os habéis creído” ante semejante petición desorbitada, algunos de los chicos se decidieron a ir a informarse a un sindicato, donde se quedaron boquiabiertos con las condiciones de trabajo que existían en Casa Montero.

Total que hubo una inspección y se comprobó que los contratos vulneraban los convenios, las condiciones laborales eran fraudulentas, etc. ¿El resultado? A los tres trabajadores (una de ellas buena amiga del que escribe) poco menos que se les declaró proscritos para ejercer la profesión en Madrid. Por desgracia todas las concesiones se las reparten entre unas pocas empresas y me consta que una carta circuló por todas ellas desaconsejando contratar a estas personas por problemáticas.

Como veis debajo de los oropeles de la cultura hay en nuestra comunidad (y más allá) mucha mezquindad y mucho desaprensivo también.

Related Posts

4 Responses to Mierda bajo la alfombra roja de la Arqueología en Madrid

  1. MATRITENSIS dice:

    Creo que si dispones de esa información, lo lógico es hacer la correspondiente denuncia donde corresponda, si no tú, las personas que dices que han sufrido esas condiciones precarias de trabajo, ¡pero hacerlo en un blog!

    Respecto al yacimiento, es un ejemplo más de la poca sensibilidad por la arqueología que hay en nuestro país, no hace falta que gobierne el PP para poner el grito en el cielo. Andalucía, con un riquísimo patrimonio tiene cientos de casos que son como mínimo para llorar.

    En este caso se dan unas condiciones excepcionales, primero porque se trata de un yacimiento singular en España, segundo, su aparición fue por obras, es por ello que desviaron el trayecto de la carretera.
    Lo positivo de este asunto es que el gobierno de Madrid ha destinado fondos para su conservación y posiblemente sea incluído en la red de yacimientos arqueológicos en los que se harán centros de interpretación, cosa que me parece estupendo y que según parece están en marcha.

    En otros temas podría darte la razón, pero en lo que se refiere a la conservación del patrimonio histórico gobiernos de España han sido nefastos, sin excepciones, una cosa es predicar y otra es dar trigo.

    Saludos

  2. Luis dice:

    Matritensis no he hablado del PP en ningún momento, me consta que la situación es similar en todas las comunidades autónomas. Se titula así el post porque el blog se llama “Madridmemata”. Parece lo lógico 😉

    Por otra parte es evidente que yo también me congratulo de que el yacimiento de conserve y se haga visitable, lo importante del post eran otros asuntos. De todas maneras este se ha salvado, pero me consta que con la mayoría no sucede lo mismo, y una golondrina no hace primavera.

    En cuanto a la denuncia, ya en su día hubo la correspondiente inspección de trabajo y a la empresa le cayó un buen paquete. Lo de las represalias “por lo bajini” a los trabajadores ya es otra cosa, difícilmente demostrable y en cualquier caso que no me correspondería a mi denunciar sino a ellos. En cualquier caso me veo moralmente capacitado para contarlo porque me enteré no por ellos sino por otra vía (un trabajador de otra de las empresas que recibió la carta). Y además porque me da la gana vaya.

    Lo importante del tema es que este tipo de cosas tampoco son tan excepcionales…

  3. MATRITENSIS dice:

    Bueno, pues si hubo una inspección de trabajo y fueron sancionados es que las cosas funcionan ¿no crees?

    No dudo que te veas moralmente capacitado para contar esto, es un blog y nadie puede decirte lo que debes decir, ¡faltaría más! pero reconoce que tal y como lo has contado, sin hacer la mención a la inspección de trabajo, suena muy diferente.

    Y no te mosquees, que mi comentario va sin acritud 😉
    Saludos

  4. Luis dice:

    “Total que hubo una inspección y se comprobó que los contratos vulneraban los convenios, las condiciones laborales eran fraudulentas, etc.”

    Matritensis, si que lo he contado…Y no me he molestado no te preocupes. Por otra parte no creo que las cosas funcionen siempre y como debiera, lo que si es cierto es que muchas veces somos los propios trabajadores los que no hacemos lo suficiente porque desconocemos nuestros derechos o tenemos miedo de las posibles represalias

A %d blogueros les gusta esto: