MENU

by • 19 de enero del 2007 • Curiosidades, Madrid me mataComments (1)1541

Una habitación con vistas a Gran Vía

haciendo una prospección por los precios del mercado inmobiliario de la capital, el otro día llegué a la conclusión de que la única vivienda del centro a la que podía aspirar era la que me encontré justo al ladito de Callao:

La ubicación (en Gran Vía, a la entrada del antiguo edificio del extinto Banco Atlántico) no es mala, aunque tiene la pega de ser un bajo. Enseguida me interesó conocer la identidad del ocupante, para lo que me fijé en el mensaje que, amablemente, había escrito en la fachada:

Mis perros y yo no tenemos casa ni trabajo. Por favor, ayuden poco de dinero para poder comer. Gracias!

Tampoco es que diera muchos datos, pero el hecho de que estuviera escrito, además, en inglés y en alemán hacía pensar que dentro había alguien que sabía bastantes cosas. A cualquiera no se le hubiera ocurrido esta forma de pedir limosna (ver imagen de la izquierda) tan funcional.

Lo que más me sorprendió cuando llegué por primera vez a Madrid -después de los edificios altos- fue que en esta ciudad la gente sin hogar no se esconde, sino que ocupa los lugares más céntricos, donde más gente pasa.

Supongo que la explicación es la de poder recibir más limosnas, aunque me gusta pensar que lo hacen para recordar a todo el mundo que hay una vida muy distinta a la de los lujosos edificios y los resplandecientes escaparates de alrededor. Seguro que un blog que leo de vez en cuando tiene la respuesta.

Con los mendigos siento una mezcla de pena y de admiración. Pena por su situación, y admiración por el valor que hace falta para vivir en la calle. Porque, para ellos, cada día puede ser totalmente diferente al siguiente y su futuro no está asegurado. El habitante de esta curiosa habitación lo sabe bien. Porque ayer le tiraron su casa:

Related Posts

One Response to Una habitación con vistas a Gran Vía

A %d blogueros les gusta esto: